Alcoholismo en el medio laboral

La productividad, la calidad, la seguridad y el clima laboral de una empresa pueden verse disminuidas por prolongadas licencias médicas, o bien, por perder a un empleado que ha sido altamente capacitado luego de mucho tiempo y a un alto costo.

Este tema es delicado , difícil de tratar y de hablar. Los expertos y hasta los propios trabajadores no suelen encontrar una relación significativa entre el trabajo y el desarrollo de problemas relacionados con el alcohol.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “los efectos nocivos del consumo de alcohol y de drogas en el lugar del trabajo y en el rendimiento laboral son corrientes a todos los niveles. La seguridad profesional y la productividad pueden verse afectados de forma adversa por empleados bajo el influjo del alcohol u otras drogas”. Esta misma organización reconoce ya hace tiempo la gravedad de los consumos de alcohol y/u otras drogas en el medio laboral y considera que este consumo es un problema que concierne a un número elevado de trabajadores. Señala que:

  • La seguridad profesional y la productividad pueden verse afectadas de forma adversa por empleados bajo el influjo del alcohol o las drogas.
  • Indica también cómo el consumo de alcohol y drogas por los trabajadores produce un fuerte impacto que se extiende a la familia y compañeros de trabajo que son afectados en términos de pérdida de ingresos, clima y estabilidad laboral, y baja moral.
  • Por tanto, el consumo de alcohol y otras drogas es un problema que no sólo afecta al consumidor, sino también al ambiente laboral y a la eficacia de la empresa.

¿Cómo afecta el alcoholismo al entorno laboral?

La Organización Mundial de la Salud nos brinda las siguientes definiciones:

  • Alcoholismo: Enfermedad crónica y progresiva caracterizada por la dependencia del alcohol, con perdida del control sobre el beber. Esta adicción puede superarse si el paciente inicia un tratamiento adecuado y aporta la voluntad y actitud de manera constante y definitiva.
  • Alcohólico: Bebedor de alcohol en tal grado de dependencia que manifiesta alteraciones notables de su salud, física y psíquica, con interferencias en sus relaciones interpersonales.

Las consecuencias de depender de la bebida no sólo son visibles en el entorno familiar, sino que también alcanzan a todos los ámbitos de una persona, incluyendo el área de trabajo. El consumo de alcohol aumenta de dos a tres veces la tasa de accidentes laborales y entre el 15 y el 40 por ciento de expedientes disciplinarios abiertos en las empresas tienen relación con hábitos tóxicos.


En el ámbito laboral es sumamente importante que el trabajador esté totalmente consciente, dado que se deben tomar decisiones o realizar tareas que requieren su completa atención. Cuando una persona ha bebido, ciertas facultades intelectuales se ven afectadas, los reflejos se retardan y la capacidad de razonar se ve perturbada, incluso si sólo se ha tomado una copa, si esto se produce, el desempeño del trabajador no será el óptimo. Esta situación puede pasar desapercibida en un primer momento, pero a la larga, las consecuencias se harán más evidentes para el empleador y para los compañeros de trabajo.

La adicción al alcohol puede provocar:

  1. Ausentismo laboral.
  2. Retrasos en la hora de llegada o adelanto de la hora de salida.
  3. Aumento de la posibilidad y/o probabilidad de sufrir accidentes en el entorno laboral.
  4. Desconfianza que puede generar en la plantilla el trabajar con alguien dependiente de la bebida.
  5. Relaciones conflictivas con compañeros y superiores.
  6. Disminución de la productividad y rendimiento laboral.
  7. Aliquam tincidunt mauris eu risus.

Los profesionales consideran A.A. como un valioso recurso para los alcohólicos que buscan ayuda. Cuando existe una buena relación de trabajo entre los miembros de A.A. de la comunidad y los trabajadores asalariados en el campo del alcoholismo, el alcohólico enfermo es el que gana, recibe de ambos la ayuda que necesita.

No hacemos la competencia a los trabajadores no-A.A.; nuestras funciones son distintas.

A.A. no se involucra en la educación, los estudios científicos, la medicina, el asesoramiento, el tratamiento, la prevención o la subvención. Solamente tenemos un mensaje para llevar acerca de un programa de recuperación para los alcohólicos, un programa que da resultados para miles de alcohólicos que lo desean.

Los profesionales pueden alcanzar a los alcohólicos — por medio de la educación, el asesoramiento y el tratamiento de rehabilitación; además, pueden ayudar a informar al público sobre los millones de personas que aún sufren de la enfermedad progresiva del alcoholismo.

Conectados

Hay 280 invitados y ningún miembro en línea